Meditaciones

Resumen Online Gratuito escrito por RamTalks

Hablar de estoicismo sin mencionar a Marco Aurelio es como hablar de matemáticas sin mencionar a la suma: totalmente inconcebible. Hoy he decidido traer al canal el resumen de una de las obras literarias más influyentes del Siglo II después de Cristo: Meditaciones.

Cualquiera podría pensar que, por su antigüedad, se trata simplemente de un escrito totalmente desfasado por el correr del tiempo. Nada más lejos de la realidad, los principios que el afamado emperador romano expone en los doce tomos que componen esta obra son tan sumamente valiosos que, a día de hoy, gozan de una aplicabilidad altísima.

En esta serie de manuscritos, encontraremos reflexiones acerca de la condición humana, la vida, la muerte, el universo, la creación, la moralidad, la fortuna, los valores, etc. Por ello, sintetizaré las partes esenciales de sus escritos para que tú puedas extraer valor de ellos. Tan buenas eran las líneas de Marco Aurelio que fue apodado como “el sabio”.

Pero, ¿qué secretos se esconden detrás de estos valiosos documentos? Y más importante aún, ¿cómo podemos aplicarlos en nuestro día a día? Averiguarás todo esto y mucho más si te embarcas conmigo en esta aventura… ¡Retrocedamos en el tiempo!

Si te ha gustado este resumen y eres un apasionado de la lectura como yo, puedes comprar el libro pulsando en la imagen o en el botón de abajo.

Resumen Libro: Meditaciones.

Principio I. Muestra respeto por tu persona.

Cuando recibimos una crítica por parte de un tercero, dos opciones quedan sobre la mesa: o bien es cierta, o bien no lo es. En el primer caso, no tenemos derecho alguno a quejarnos; y, en el segundo, han caído presos en una equivocación. Dicho esto, ¿por qué habríamos de alterarnos emocionalmente en cualquiera de las dos situaciones?

Incluso si la otra persona está realizando un juicio de valor malintencionado, es decir, si estuviera mintiendo adrede, la reacción más inteligente no es la ira, ni tampoco la tristeza. Más bien, deberíamos sentir admiración por quien corrige un error en nuestras creencias, valores y conducta, a la par que lástima por aquel que se vea en la necesidad de juzgar a alguien sin conocerle lo suficiente o, en su defecto, humillarlo con falsedades.




En cualquier caso, guarda esto en tu mente: tu opinión acerca de ti mismo tiene más peso que la opinión de los demás acerca de ti. El sabio afirmaba con entereza: “nunca dejará de sorprenderme el hecho de que nos amemos más a nosotros que a otras personas y, al mismo tiempo, valoremos su opinión acerca de nosotros mismos más que la nuestra”. No se trata de rendir culto a la arrogancia, sino de actuar en base a nuestras preferencias individuales tomando en consideración las críticas más sabias. Parece difícil, ¿verdad?

Esta es la máxima del respeto hacia uno mismo: saber por qué uno piensa lo que piensa, siente lo que siente y hace lo que hace y, bajo ninguna circunstancia, actuar con el único fin de contentar a otra persona que no esté de acuerdo con esas acciones, sentimientos y pensamientos. Si modificas alguno de estos componentes, que sea porque el juicio de valor que te han proporcionado es lo suficientemente razonable, coherente y crítico.

meditaciones resumen libro

Por ende, el mayor ultraje al verdadero amor propio es hacer cosas que uno no quiere hacer con el único objetivo de buscar aprobación, aceptación y aplauso por parte de gente que ni siquiera tú respetas. Sí, estos textos se escribieron 1.900 años atrás, aunque ya has podido comprobar que seguimos estancados en el mismo punto.

Principio II. Mantente abierto a la corrección.

Como ya he explicado, no todos los juicios de valor externos son malintencionados…

Entender que todos somos susceptibles a cometer errores es imprescindible, pues no son pocas las veces en las que actuamos desde el miedo, la ignorancia o la obstinación. Por ello, ¿qué mejor tarea que subsanar los fallos ajenos desde la compasión y, al mismo tiempo, mostrarse abierto a rectificar los fallos propios desde la humildad?

A fin de cuentas, el homo sapiens destaca por su capacidad para progresar mediante la agrupación y la colaboración, motivo por el cual el ilustre filósofo cita: “si se concibiera a todos los seres racionales como una constitución cooperativa global, ayudar al prójimo dejaría de ser obligación para convertirse en dicha”.  

La solución que propone Marco Aurelio para mejorar nuestras aptitudes y capacidades es sencillamente magistral: él no se limita a adoptar una única referencia externa, es decir, no aboga por tener un solo mentor cuya sabiduría sea cien por ciento confiable, digna e inquebrantable. Entonces, ¿cuál es su metodología? Fíjate en la siguiente frase: “cuando necesites aliento, piensa en las cualidades extrínsecas como una receta: elige la vitalidad de uno, la modestia de otro, la generosidad de un tercero… De ese modo, te protegerás ante las posibles desviaciones del pensamiento ajeno”.

Nadie es perfecto, pero todo el mundo desprende toques de perfección. El trabajo de un buen estoico es saber diferenciar los rasgos virtuosos de los viciosos y, para ello, hemos de escuchar atentamente a las personas para conocerlas en profundidad. No obstante, la mejor alternativa está muy lejos de sellarse herméticamente y no relacionarse con ningún otro ser humano por miedo a que sus sesgos, heurísticos y falacias te contaminen.

Resumen libro meditaciones

En cualquier caso, la decisión de cambiar tu mentalidad es tuya y sólo tuya, así como la de aceptar las correcciones que los demás te comuniquen. Es francamente difícil, lo sé; la solución óptima es un equilibrio entre arrogancia y flaqueza, jactancia y pasividad, vanidad y lasitud y, sobre todo, soberbia e ingenuidad. Voilà! Al siguiente punto.

Principio III. Interpreta la realidad con sabiduría.

El emperador entrecomilló a un filósofo cínico de la época: “el grado en el que las cosas te afectan está determinado por la manera en la que tu mente las interpreta”. Como es lógico, el propio Marco ya nos advertía de que hay que coger esta frase con pinzas, pues no es tan intuitiva como parece en un principio: interpretar la realidad de otra manera no es, en absoluto, convencerse de que la realidad es otra. ¿Cuál es entonces la enseñanza?

Simple: no podemos cambiar lo que ha pasado, pero sí nuestra perspectiva acerca de si lo que ha pasado es, en el fondo, bueno o malo. De acuerdo, hay ocasiones en las que esta tarea es especialmente complicada – el diagnóstico de una enfermedad crónica, la muerte de un ser querido, la infidelidad de tu cónyuge, etc. -. Pero la mayoría de los problemas a los que nos enfrentamos no son, afortunadamente, merecedores de nuestra preocupación.



La minucia nos saca de quicio con demasiada facilidad, y eso se traduce en sufrimiento. Por ejemplo, si está lloviendo a mares, tienes la opción de enfadarte con el mundo por el día tan malo que te ha tocado vivir y quejarte conforme las gotas de agua mojan tu ropa o, por el contrario, agradecer que estás vivo y, en consecuencia, la enorme suerte que tienes al experimentar dicha sensación. Aun así, te sorprenderías gratamente si supieras la cantidad de gente que ha conseguido transformar verdaderas contingencias en palancas de su éxito, e incluso su signo de identidad. Nunca digas nunca cuando hables del ser humano.

De acuerdo, ¿y cómo reaccionamos cuando un evento no deseable irrumpe en nuestras vidas sin previo aviso? En un principio, uno podría pensar que un engorroso problema que surge de la nada sólo trae consigo desgracias. Y así será, si tus emociones nublan tu capacidad crítica hasta el punto que te acabes creyendo tu propio cuento. No obstante, si no te gustan las espirales viciosas de autocompasión tóxica, la pregunta que debes plantearte es: ¿qué puedo hacer para sacar jugo de esta dificultad y salir más fortalecido?

El filósofo se carga por completo la connotación negativa de la palabra problema. Es más, una de sus proposiciones más célebres es: “el obstáculo es el camino”. Ante las vicisitudes, lo más razonable es sonreír, porque si uno inspecciona el fondo por encima de la forma, se da cuenta de que son oportunidades de oro para crecer y aprender. Ya no se trata únicamente de que la mayoría de los contratiempos sean poco perniciosos – si es que así los juzgamos -, sino que además tienen el potencial de beneficiarnos.

Principio IV. Expresa tu gratitud con sinceridad.

El autor destaca por su pronunciado individualismo político, venerando la libertad como principal motor del ser humano. Fue a través de su hermano la manera en la que descubrió los ideales de equidad jurídica, igualdad de estatus y libertad de expresión. Reconocer la malicia, astucia, crueldad e hipocresía que el poder produce es esencial para evitar que nos acabe corrompiendo, ya que nos conduce a un estado mental donde reina la avaricia.

El refugio del estoicismo ante una egolatría no ecológica que nos hace desear más y más a costa del bienestar ajeno reside en un valor pilar: la gratitud. Marco Aurelio se pasa el primer capítulo de Meditaciones agradeciendo todas las cosas que ha aprendido, y te aseguro que no son precisamente dos o tres: “Gracias por haber tenido la necesidad de entrenar mi disciplina, carácter, generosidad, caridad y sentido del humor, así como de haber reconocido el valor de invertir en mi educación, haber trabajado duro con mis propias manos y haber deseado tan sólo lo justo y necesario para mi bienestar. Gracias, de corazón, por no entrometerme donde nadie me llama, y también por no tener el tiempo suficiente para los calumniadores ni malgastarlo en lo superfluo e insignificante.”

libro meditaciones marco aurelio

La clave de la gratitud reside en reconocer la riqueza material como un concepto externo a toda moral, es decir, en entender que las posesiones no son ni buenas ni malas. Las opulentas túnicas moradas pasan a ser lana de oveja teñida con sangre de marisco y, las nobles cosechas, zumo de uva. Es muy curioso, porque Schopenhauer se basaría en las enseñanzas del sabio romano siglos después, dejando esta perla para el recuerdo: “tu valía no debe ser concebida por lo que tienes o lo que representas, sino por lo que eres”.

Una vez seamos capaces de juzgar las cosas por lo que realmente son (un neutro ético), el emperador nos proporciona una táctica sublime para agradecer correctamente: “presta atención a las cosas que tienes y, a continuación, imagina cuánto las desearías si ya no las tuvieras en tus manos. Haz esto con precaución, puesto que demasiada satisfacción por tus pertenencias podría ocasionar que las sobrevalores hasta el punto en el que el miedo a perderlas se apodere de ti”.

Tanto si infravaloramos como si sobrevaloramos las posesiones materiales, corremos el riesgo de derrumbarnos en el caso de que éstas se esfumen. Sin embargo, ¿sabéis aquello que jamás se evapora si uno pone de su parte para conservarlo? Exacto: nuestros valores. Gente, retroceded el vídeo unos segundos: ¿por qué da gracias Marco Aurelio? Si os dais cuenta, no vais a encontrar nada material, porque lo material, en sí mismo, nada aporta.

Principio V. Recuerda que algún día morirás.

Los estoicos distinguían entre la mente y el cuerpo como sustancias separadas, pero, a su vez, sabían reconocer el estrecho vínculo entre las mismas. En otras palabras, la mente no forma parte del cuerpo, pero un cuerpo decrépito o saludable tiene el potencial de alterarla. Fue precisamente en el Imperio Romano donde nació la afamada expresión “mes sana in corpore sano”, cuyo sentido original era orar para disponer de un espíritu equilibrado dentro un cuerpo equilibrado.

El cuerpo es entendido como una herramienta que actúa como catalizador del rendimiento mental y espiritual: mientras el vicioso abusa de su cuerpo sin límite lesionando su alma, el virtuoso cuida de él para mantener el equilibrio interno. Aunque, como nos advierte el gran filósofo, hay que tomar especial precaución por no caer en la trampa del narcisismo, ya que el cuerpo tiene fecha de caducidad: nuestro paso por el mundo es fugaz.

marco aurelio meditaciones

El alma no es el vehículo del cuerpo, sino que el cuerpo es el vehículo del alma. Cuídalo, en tanto sea posible, para crecer internamente y, asimismo, ayudar a los demás a hacerlo. Esta concepción se refleja en la siguiente cita: “El que vive como si nunca fuera a morir se condena a un sufrimiento justo, ya que ha elegido ser bueno mañana en lugar de serlo hoy. Acepta las reglas de la vida y actúa acorde a sus limitaciones”.

Y no me gusta ser un aguafiestas, pero te vas a morir – al menos que un futuro Amazon desarrolle programas masivos de criogenización para colonizar nuevos planteas o decida bloquear el acortamiento de nuestros telómeros de forma indefinida -. Sabiendo esto, es absurdo vivir encadenado a las preferencias de un tercero, cual todopoderoso elefante incapaz de liberarse de un lastre por mera indefensión aprendida.

Muchos saben lo que tienen que hacer, pero son pocos los se atreven a hacerlo. ¿Y sabéis cómo denomina Marco a aquellas personas, teniendo la posibilidad de mejorar su vida y la de los demás, deciden no actuar por miedo al fracaso? Exacto: cobardes. Marco Aurelio no fue un genio que vislumbró qué nos depara tras la muerte, pero lo que sí fue es un hombre culto y sensato que interiorizó muy bien que vida hay sólo una, y ésta puede ser mucho más de lo que nosotros creemos que es. No desperdicies esta oportunidad.

Conclusión.

Hemos de evitar por todos los medios posibles ser presas de la corrupción por exceso de poder, pero eso no implica que uno no pueda tener ambición para mejorar las condiciones de su vida. El quid de la cuestión es: ¿qué estás persiguiendo exactamente: una evolución interna para dejar el mundo mejor de lo que te lo has encontrado antes de tu partida o, por el contrario, bienes materiales, reconocimiento popular y posiciones privilegiadas? Porque, para Marco Aurelio, son dos escenarios completamente diferentes.

En Meditaciones, hay otros conceptos de suma importancia que merece la pena tratar con detalle: ignorancia de la acción externa, eliminación de lo superfluo, dicotomía de control, reconciliación con el fracaso, etc. Así pues, me gustaría recordaros que tenéis en el blog un artículo acerca del estoicismo que subí unos meses atrás. Dicho esto, ya no hay excusa para no profundizar en las píldoras de sabiduría del inigualable pensamiento estoico.

Y si te has quedado con ganas de más, tenemos varios resúmenes que seguramente te resultarán interesantes:

Puedes ver este Resumen del Libro «Meditaciones» de Marco Aurelio en forma de vídeo aquí:

Si te ha parecido útil o si piensas que alguien debería conocer este artículo, asegurate de compartirlo en tus redes sociales favoritas haciendo clic en cualquier red listada debajo.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Hablamos?

Psicología

Disponer de nociones básicas de psicología es esencial para entender a los demás seres humanos y sus motivaciones.

Filosofía

El ser humano está dotado de necesidades, por lo que la economía juega un papel relevante en su supervivencia.

Desarrollo Personal

Aprende de primera mano las lecciones más valiosas de los pensadores más reconocidos a lo largo de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

completa el formulario y me pondré personalmente en contacto contigo