¿Por qué te importa lo que piensen los demás?

Vence el miedo a lo que piensen los demás.

Todos somos policías, guardianes y rehenes al mismo tiempo. Por muy paradójica que pueda parecer esta afirmación, no es más que un resumen del ciclo de la vida en el que hemos estado atrapados hasta ahora. Me tomaréis por loco…

¿Cómo es posible ser carcelero y prisionero al mismo tiempo? Porque la vida del ser humano gira en torno a dos piedras angulares: amar y ser amado.

Un grupo de personas que no interesa mencionar aquí y ahora se ha encargado de dictar las normas de la sociedad extrapolables a todos los ámbitos: lo bonito y lo feo; lo moral y lo inmoral; lo sano y lo perjudicial; lo posible y lo imposible; lo justo y lo injusto; lo bueno… y lo malo.



Hasta que un día, despiertas; has estado toda tu vida preocupándote de lo que pueda pensar la gente del ti. Y te das cuenta de que, hasta ese preciso momento, has estado viviendo en una cárcel. Pero no sabes vivir de otra forma; nadie te ha enseñado, ni lo van a hacer. Y a pesar de tener la llave de la libertad en tu bolsillo, decides que la celda es lo máximo a lo que podrás aspirar.

Esa celda recibe el nombre de Zona Libre de Riesgo. Ahí dentro, se vive la vida acorde a una serie de parámetros de percepción de creencias, de tal manera que, si lo que dices y piensas encaja en un array determinado de valores, entonces la gente te dejará en paz. Eres uno más.

vence el miedo a lo que piensen los demas

¿Qué pasa cuando sales de ahí y empiezas a manifestar tus opiniones, tomar tus propias decisiones y desviarte con respecto de la media? La población de guardias de la prisión saltará sobre aquellos que intenten salirse de la norma, tanto para arriba como para abajo.

En definitiva: quieren verte bien, pero rara vez mejor que ellos.

¿Por qué te importa lo que piensen los demás? 1

El rescate a las mentes negligentes y obtusas tiene sus raíces en el altruismo. A fin de cuentas, si el rescatador pertenece al área de la mediocridad, la susceptibilidad de recaer en un pozo sin fondo es, cuanto menos, digna de tener en cuenta.

La otra cara de la moneda refleja un movimiento de egolatría y envidia, por el cual el ser mediocre buscará rebajar el nivel del que ha tocado la excelencia con sus propias manos, avasallando todos sus méritos mediante palabras sin evidencia empírica.

¿Cuál es el secreto del sistema? Una programado exquisita, a la par que cautelosa: no vas a desperdiciar ni un ápice de tu tiempo preocupándote por lo que pensarían de ti las mentes más brillantes de la historia.

En realidad, sería lo más lógico, puesto que son ellos los que aportarían las críticas con más valor y riqueza para tu crecimiento. El veneno que te consumirá lentamente es mucho más sibilino: lo que piensan tus padres, tus amigos, tu vecino, incluso gente que no conoces de nada… Los grupos elitistas han logrado mantenernos dentro del círculo, o como a mí me gusta llamarlo: vórtex de mediocridad. A todos.



Por muy libre que te parezca que eres, siempre dependerás de tus creencias sumergidas.

A fin de cuentas, la mayoría de ellos está interesada en que exista la mediocridad. Dan gracias por ello, porque, si no existiera lo ordinario, entonces la palabra extraordinario carecería de significado.

Os recuerdo a qué tipo de críticas me estoy refiriendo: aquellas en las que se emite un juicio de valor, ya sea inútil o destructivo. Escuchar las opiniones que aporten utilidad y cuya intención sea positiva es tu deber como persona, por mucho que pueda dolerte.

por que te importa lo que piensan los demas

Clasificación: ¿Por qué nos importa lo que piensen los demás de nosotros?

Existen dos motivos principales que son el carburante de la dependencia a las opiniones ajenas: (1) deseo de obtener algo y (2) deseo de encajar en la concepción de tu propia identidad.

Por un lado, quizás quieras obtener la aceptación de tus familiares y amigos, la compañía de la persona que te gusta, la tranquilidad de tu posición laboral… Todo esto causa que valores la opinión de tu jefe, amigo o pareja acerca de ti más que tu propia opinión acerca de ti, lo cual es completamente incoherente, dado que tú eres la persona que mejor se conoce y que más tiempo pasa consigo misma.

Por otro lado, quizás te veas obligado a sacrificar tus creencias y personalidad a cambio de aprobación exterior, porque te vuelves adicto al feedback positivo y lo asocias erróneamente a tu autoconcepto. Construyes una identidad que no te representa.

Puede parecer un ejemplo muy ridículo, sí. Entonces… ¿Por qué lo haces?

¿Por qué estudias una carrera que, aunque se te dé bien y tenga muchas salidas profesionales, no coincide con tu visión? Creencia implícita: tú sí que vales, pero sólo si estudias x carrera.

¿Por qué das importancia al hecho de que a alguien le puedas parecer poco atractivo? Creencia implícita: tú sí que vales, pero sólo si te maquillas de esta forma o te compras estas prendas de ropa.

¿Por qué sigues saliendo con una persona que te hace creer que sin ella no eres nada, y te obliga a hacer todo tipo de cosas que no concuerdan con tu forma de ser? Creencia implícita: tú sí que vales, pero sólo si estás conmigo.

vence al miedo

Toda esta calaña es real y está pasando. Nos han imprimado para estudiar, vestir, jugar, actuar y consumir de determinada forma. El veneno del pensamiento acrítico aflora ya desde una temprana edad, radicalmente en la imposición de un rol que poco se distingue de un maniquí. No te han enseñado a aprender a pensar, sino que te han instruido para que pienses como ellos.

Las circunstancias sociales no, para nuestra grata sorpresa, la única causa.

Estamos diseñados para vivir en un entorno de escasez, donde quedar expulsado de una tribu podía significar la muerte con una seguridad aplastante. En una cultura nómada donde es la propia supervivencia la que está en juego, sí que importa lo que piensen los demás.

El problema es que este sistema operativo ha quedado completamente obsoleto y carece de utilidad práctica a día de hoy. Y tu cerebro ni siquiera se ha dado cuenta. En efecto: lo que piensen los demás es concebido como una situación de vida o muerte.

Con todo lo mencionado anteriormente, parece tarea imposible salir del bucle. No obstante, es la batalla de tu vida. ¿Qué es vivir, si no? No bastan las explicaciones científicas.

Antídoto: LDP = Autoestima (Amor Propio) + Empatía (Amor Ajeno) – Ego (Odio)

Te presento al antídoto para el miedo al qué dirán: la libertad de pensamiento. Se trata de una ecuación compuesta por tres macro-variables exógenas que explican el modelo. Dentro de cada una de estas variables, existen a su vez micro-variables que explican a cada progenitora, pero con una ponderación diferente para cada individuo.

Consigue la libertad de pensamiento y que no te importe lo que piensen los demás.

No vamos a complicarnos la vida. Para desarrollar la libertad de pensamiento necesitas seguir tres pasos

Autoestima

Desarrollar la autoestima es desarrollar el amor propio. ¿Cómo se hace esto? ¿Es simple y llanamente cuestión de darse besitos delante del espejo? Mucha gente piensa que eso es quererse: aceptarse tal y como uno es.

Yo soy partidario de pensar que la autoestima no es sólo aceptarte como eres, sino construirte como quieres; tener un plan y ejecutarlo; avanzar en una dirección; crecer en todas las áreas de tu vida: financieramente, emocionalmente, físicamente, profesionalmente y socialmente.

No hay nada que refuerce más tu autoestima, ¿Y sabes por qué? Sí, seguirás escuchando lo que digan los demás, pero ya no estás para pescadeces: tienes metas, tareas, desafíos que completar. No tienes tiempo para escuchar chorradas. Vas a por todas, y vas en serio.

autoestima

Empatía

Desarrollar la empatía es desarrollar el amor ajeno. Se trata de pulir la habilidad de entender por qué la otra persona hace lo que hace y piensa como piensa. Intercambiar, por unos instantes, tu vida entera por la suya.



Es una tarea de una complejidad abismal. Sin embargo, desde el momento en el que hagas esto, comprenderás a la perfección por qué otros tienen la necesidad de juzgarte a ti más que a ellos mismos. Entiéndelo: ¡Es lo único que tienen! ¿Acaso no harías tú lo mismo en su situación?

A lo mejor no te hace falta ponerte en otro rol, sino recrearte en el personaje que mejor conoces: tú. ¿Has estado criticando a alguien últimamente? ¿Por qué lo haces? ¿Qué es lo que falta en tu vida? Quizás no hayas echado nada en falta, sino que tuviste un mal día, te expresaste mal o estabas cansado.

empatia

Ego

Eliminar el ego es eliminar el odio. ¿Por qué te he dicho con anterioridad que hay que declararle la guerra al ego, y que éste es tu mayor enemigo? ¿Te has preguntado alguna vez por qué te afectan tanto las valoraciones negativas? El ego es un arma de doble filo, y entra en escena…

Cada vez que te compras ropa para que tus amiguitos te digan lo guapo que estás.

Cada vez que te haces el gracioso riéndote de alguien para sentirte importante.

Cada vez que te emocionas en exceso cuando alguien te felicita por tu última creación…

Tu ego se está inflando; la desviación típica de tu sensibilidad aumenta. ¿Resultado?

Los comentarios negativos te sentarán como un jarro de agua fría. Te quedarás totalmente paralizado, debido a que tu ego no te permite entender que no vas a caer bien a todo el mundo, hagas lo que hagas.

ego

Tengo un mensaje para todos vosotros:

A las chicas que queréis jugar al fútbol.

A los chicos que queréis maquillaros y salir a la calle.

A todos los que tenéis padres que desprestigian vuestra carrera profesional.

A todos los que queráis emprender y soportáis carcajadas de mala fe día tras día.

A todos los que queráis perder o ganar peso y recibís comentarios intentando frenaros.

A todos los que queréis pintar, cantar, actuar, doblar o dirigir, y os afirman que os vais a morir de hambre.

A todos vosotros…

Por favor, continuad. Sois el motor de la diversidad, los que algún día podéis dejar de ser ordinarios y convertiros en extraordinarios; los que dan color a la monotonía y al letargo.

Es injusto que un fragmento del pensamiento de otra persona condicione años enteros de tu vida.

Más autoestima, más empatía, y menos ego. Libertad de pensamiento… Y manos a la obra, artista.



Si te ha parecido útil o si piensas que alguien debería conocer este artículo, asegúrate de compartirlo en tus redes sociales favoritas haciendo click en cualquier red listada debajo.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Hablamos?

Psicología

Disponer de nociones básicas de psicología es esencial para entender a los demás seres humanos y sus motivaciones.

Filosofía

El ser humano está dotado de necesidades, por lo que la economía juega un papel relevante en su supervivencia.

Desarrollo Personal

Aprende de primera mano las lecciones más valiosas de los pensadores más reconocidos a lo largo de la historia.

¡Apoya el proyecto aquí!

bitcoin

Cartera de Bitcoin

Captura

Cartera de Ethereum

Un comentario

  • Muy buen articulo, el blog en general tiene mucho conocimiento de valor, felicitaciones!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

completa el formulario y me pondré personalmente en contacto contigo