Estoicismo: la filosofía del guerrero

Descubre las mejores ideas y frases del estoicismo.

¿Existe una filosofía capaz de sobrevivir al caos y la entropía? En efecto; y cada vez más personas buscan en ella antídotos contra las dificultades de la vida contemporánea.

Hoy hablaré de un pensamiento con más de dos mil años de antigüedad cuyos principios han logrado perdurar diversas generaciones debido a su gran eficacia y simplicidad: el estoicismo.

Su influencia está presente en religiones como el cristianismo y el budismo; también en pensadores como Immanuel Kant y dramaturgos como Shakespeare. La ciencia tampoco se queda atrás, pues el estoicismo ha incidido notablemente en la terapia cognitivo-conductual: la técnica más vanguardista de la psicoterapia.

Contexto histórico del estoicismo.

El mercader fenicio Zenón de Citio, tras un catastrófico naufragio marítimo que destruyó todas sus pertenencias, regresó a Atenas desesperado y abatido. Una de las primeras cosas que hizo para recuperarse mentalmente fue leer Memorables, una obra que relata la vida y el pensamiento de Sócrates.

Tal fue su interés que le empezó a surgir la curiosidad de rodearse de pensadores similares para expandir su conocimiento. Seguidamente, Zenón se rodeó de varios filósofos atenienses de renombre, siendo Crates de Tebas su primer mentor. Estar al lado de los mejores fue una pieza clave. Al reunir suficiente experiencia y sabiduría, creó su propia escuela de pensamiento conocida como estoicismo.

estoicismo

El objetivo era hablar con la gente de a pie de calle cara a cara. Nada de acudir personalmente a la academia de Platón o al liceo de Aristóteles: la expansión se tenía que realizar de forma genuina y cercana. Y así fue. Muy pronto, el estoicismo se hizo eco en la cultura helenística. Los primeros estoicos crearon una visión unificada del mundo y el lugar que el hombre ocupaba en él, compuesta esencialmente por tres partes: ética, lógica y física.

No obstante, el verdadero impacto del estoicismo se produjo al alcanzar el Imperio Romano. Uno de los pensadores más reconocidos de la época es Séneca, consejero del infame emperador romano Nerón. Aunque, cuando se habla de emperadores, Marco Aurelio es quien se lleva el reconocimiento. Destaca por su libro Meditaciones, que consiste en una serie de reflexiones referenciadas en las posiciones estoicas acerca la condición humana, la vida, la muerte, el universo, la creación, la moralidad y diversos temas de interés.

La premisa básica de la que parte el estoicismo es que la naturaleza humana rige nuestro modo de vida. Ahora bien, no ha de malinterpretarse este principio. Esto no quiere decir que tengamos que vivir desnudos y construir casas en los árboles; tampoco implica que lo natural sea de forma necesaria y tajante lo moralmente correcto.

Como Aristóteles indicó en su obra Política, el homo sapiens es un animal social y racional. Podríamos sobrevivir por cuenta propia si las circunstancias nos obligaran a hacerlo, pero jamás seríamos capaces de progresar si no formásemos grupos, alianzas y lazos afectivos con otros miembros de nuestra especie y creáramos historias ficticias regidas por conceptos como la moral o la justicia.

 

Pilares principales del estoicismo.

¿Cuáles son los pilares fundamentales del estoicismo? Y más importante aún: ¿cómo se pueden aplicar a la vida cotidiana de forma pragmática y eficaz? A continuación, ofreceré una guía práctica de cinco claves esenciales de esta filosofía para que permanezcas mentalizado y resiliente.

Principio 1. Ignorancia de la acción externa.

Marco Aurelio citó: “gastar ingentes cantidades de tiempo en especular acerca del vecino te distrae de la fidelidad a tu misión en el mundo, ya que implica una pérdida de oportunidad para realizar las tareas que mejorarán tu vida y la de la sociedad. El tiempo es un recurso limitado. ¿Por qué hemos de invertirlo en averiguar lo que hacen, desean y piensan de nosotros?”

Tareas que aportan valor positivo hay para aburrir: desde crear arte hasta impartir enseñanzas, construir proyectos, mantenerse en forma o cuidar del entorno familiar. Eres tú quien decide cuáles se amoldan a tu perfil.

ignorancia de la accion externa

Ignorar lo que hacen los demás no implica vivir reclusos como almejas y pasar por alto los comentarios cuyo valor de utilidad e intención sea elevado. Ya sabes que el hombre es un ser social y racional. Como ciudadanos de la polis, debemos considerar qué información externa sí es relevante para maximizar nuestro grado de compromiso y bienestar.

Un ejemplo claro que se manifiesta a día de hoy en cientos de personas es el de las redes sociales. La mayoría de los usuarios de Instagram y Facebook pasan el rato viendo publicaciones utópicas, aparentando una vida que en realidad no tienen y recibiendo toneladas de información no relevante y sacarina mental. Suerte que no todo el mundo utiliza dichas plataformas con este pretexto.

Principio 2. Eliminación de lo superfluo.

Las antiguas culturas tenían una seria obsesión con la muerte. Imagina que tu historia llegara hoy a su fin… ¿Estarías satisfecho con el camino recorrido? Si uno fuera realmente consciente de lo corta que es la existencia, no la emplearía en profundizar en lo banal e insignificante, sino que se dedicaría en cuerpo y alma a aquello que le apasiona sin reparo a juicios externos y pasaría más tiempo junto a sus seres queridos.

Muy poca gente se levanta cada mañana pensando que sus horas podrían estar contadas. Y lo entiendo: recordarse a uno mismo que la muerte tiene cierta probabilidad de presentarse hoy, mañana y pasado no es nada agradable. Reconocer de forma consistente que hoy podría ser el último día no es sencillo.

ignorancia accion externa

Sin embargo, es posible dar un giro radical para cambiar de perspectiva. En su lugar, ¿qué sucedería si agradeciéramos que se nos ha brindado un nuevo día para vivir y disfrutar? Desde luego, profundizar en lo superfluo y centrarse en aquello que no va a causar ningún impacto sobre tu vida a largo plazo ya no formaría parte de tus planes.

Si supieras que tienes un 1% de probabilidad de morir hoy…

¿Seguirías consumiendo ese programa de televisión donde reina la entropía?

¿Seguirías involucrándote en acalorados debates por redes sociales?

¿Seguirías soportando a gente que no daría nada por ti?

Piénsalo.

Principio 3. Percepción de la realidad.

Durante la guerra de Estados Unidos y Vietnam, el piloto de la armada americana James Stockdale recibió un disparo mientras volaba sobre el país enemigo. El joven por aquel entonces no imaginaría ni en sus peores pesadillas que pasaría los próximos siete años como prisionero de los vietnamitas.

Sus declaraciones manifiestan que, si no hubiera encontrado las escrituras de Epicteto, un filósofo griego del siglo I d.C., jamás habría logrado mantenerse con vida. El piloto declaró que fue su conciencia la encargada de sellar el destino de su existencia: la propia liberación.

Cuesta creer cómo la absoluta desolación y desesperación pueden sacar el lado más sobrenatural y rocambolesco del ser humano. El doctor Victor Frankl relató acerca de los campos de concentración nazis que la mentalidad de los reclusos determinaba, en última instancia, su propia supervivencia.

eliminacion de lo superfluo

Los estoicos denominaron las emociones como pasiones y las clasificaron en tres grupos: buenas, indiferentes y malas. Marco Aurelio propuso en sus escritos que las emociones destructivas son el resultado de errores en la percepción del mundo, por lo que era fundamental centrarse en ellas para aprender a dominarlas y transformarlas en emociones positivas.

Este fenómeno supone una auténtica revolución: el problema ya no es la emoción en sí, sino la opinión que tiene cada individuo acerca de lo que esa emoción va a causarle. Lo importante no es lo que sucede, sino la interpretación que se le da a lo que sucede.

Principio 4. La dicotomía de control.

Los escritos de Cicerón exponen un ejemplo muy ilustrativo al respecto. Un arquero puede practicar incontables horas cada día, elegir el arco más robusto y la mejor flecha, mantener dichos utensilios y concentrarse hasta el segundo en el que dispara.

¿Qué sucede desde el instante en el que la flecha sale del arco? Ya no hay nada que se pueda hacer. Una ráfaga de viento podría desviar la trayectoria del disparo o el blanco podría moverse, especialmente si se trata de un soldado enemigo o un animal ágil.

Por ello, los estoicos consideran ridículo vincular la autoestima y valía personal del arquero al hecho de que haya acertado o no; lo importante es lo que permanece bajo su área de control, es decir, lo que depende de él. Si algo no depende de ti, dedicar tu valioso tiempo en el lamento y el llanto carece de sentido.

dicotomia de control

Epicteto, el creador de la dicotomía de control, declaró la siguiente genialidad que la define a la perfección: “si voy a morir, moriré cuando llegue el momento. Como me parece que aún no es la hora, comeré porque tengo hambre”. Esto es, la muerte no se puede controlar, así que no merece la preocupación del pensador.

Hay muy pocas materias que se encuentren en el centro de la región de influencia, es decir, que se puedan controlar al 100%. Los estoicos aclaran que dentro del poder total del ser humano se encuentran la opinión, la motivación y el deseo.

En definitiva: a pesar de que hay cosas que se encuentran muy cerca del área de influencia, el componente azaroso intervendrá y determinará el resultado en mayor o menor medida. Aun así, tu deber es comprometerte a no depender del mismo, sino de aquello que se encuentre en tus manos.  

Principio 5. Reconciliación con el fracaso.

El impedimento de la acción avanza la acción.

Lo que permanece en el camino se convierte en el camino.

Los eventos extrínsecos son una oportunidad para desarrollar la virtud, con independencia de que sean bien o mal aventurados. El estoico no se sorprende del fallo ni deja que éste se imponga sobre su estado anímico. De hecho, abraza el fracaso como el mejor de sus maestros, lo que le permite aprender y progresar a una velocidad sin precedentes.

reconciliacion con el fracaso

Esto supone un cambio del paradigma tradicional. Los obstáculos ya no son una piedra en el camino; son el propio camino. Constituyen una prueba de fuego para corroborar si de verdad uno está a la altura de las circunstancias. [Vídeo 4]

La sociedad nos hace ver los obstáculos como detractores, cuando son oportunidades de oro para crecer. Habrás oído de tus padres o abuelos que unas veces se gana y otras se pierde… Así es la vida, ¿cierto? Pues no del todo. Sólo a veces se gana, pero si uno quiere, siempre se aprende. Sin problemas no hay proceso; sin proceso no hay progreso; y sin progreso, ¿qué nos queda?

Un truco final…

Si eres capaz de retener la siguiente frase que resume todo el contenido expuesto en el post, podrás aplicar siglos de sabiduría occidental a todas las decisiones de tu vida: «Como soy un animal social y racional (premisas), me centraré (3) en lo que es importante (2) y depende de mí (4), no en lo que lo que otros hacen o piensan (1) o si obtengo los resultados deseados (5).

 

Si te ha parecido útil o si piensas que alguien debería conocer este artículo, asegúrate de compartirlo en tus redes sociales favoritas haciendo click en cualquier red listada debajo.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Hablamos?

Psicología

Disponer de nociones básicas de psicología es esencial para entender a los demás seres humanos y sus motivaciones.

Filosofía

El ser humano está dotado de necesidades, por lo que la economía juega un papel relevante en su supervivencia.

Desarrollo Personal

Aprende de primera mano las lecciones más valiosas de los pensadores más reconocidos a lo largo de la historia.

¡Apoya el proyecto aquí!

Cartera de Bitcoin

1J8tdVXCNGRmhX1AXE43ELrocN3f41kd47

Cartera de Ethereum

1LuaK9b8hRf9w4a8dwgYxhStvH9rWX6g2v

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

completa el formulario y me pondré personalmente en contacto contigo