Filosofía

Conceptos básicos de filosofía

Pasar por el mundo sin apenas hacer mella en cuestiones tan relevantes como la existencia, el conocimiento, la verdad o la moral es sinónimo de intrascendencia. La capacidad de crear, compartir y aprender no tendría lugar en una realidad donde el hombre no se plantee el porqué de su conciencia. A fin de cuentas, ningún hacedor hecho y derecho se plantearía, ni por un instante, dejar de lado el amor por la sabiduría en su sentido más radical; por el contrario, nos encontraríamos ante un ente que deambula por la superficie sin pena ni gloria.

¿Qué es la filosofía?

La filosofía es la ciencia que tiene como fin responder a las mayores y más grandes preguntas que tiene el ser humano, tales como el origen del universo o el origen del hombre en la tierra. El objetivo de estas preguntas es alcanzar la sabiduría. Por ello, se debe poner en marcha un análisis que sea coherente y racional para alcanzar la respuesta a través de diferentes planteamientos.

Esta disciplina tiene su origen en el siglo VII antes de Cristo en Grecia. La palabra proviene de raíces griegas, «philos» – que significa amor – y «sophia» – que significa sabiduría -. Por ende, el significado real de filosofía es «amor a la sabiduría»: el fin último de cualquier filósofo es buscar encarecidamente el saber. Su motivación, es decir, el motivo por el cual el filósofo se mueve, es la curiosidad, la cual le incita a indagar sobre los principios de la existencia humana.

¿Para que sirve la filosofía?

La filosofía desarrolla el pensamiento crítico, reflexivo, analítico con una buena visión ética y orientación moral, lo que ocasiona vivir mucho mejor a nivel individual. Pero también sirve para reunificar conocimientos que están parcelados, puesto que tiene carácter multidisciplinar y, como es la madre de las ciencias, aporta conceptos para mejorar los vínculos entre el arte, la tecnología, la biología, etc.

Muchos filósofos, humanistas y científicos aseguran que la filosofía desempeña un papel fundamental en la sociedad. Tiene mucho que aportar al avance de las investigaciones, tanto fundamentando el conocimiento como abriendo la puerta a otras formas de investigación.

¿Cómo aplicar los conceptos de la filosofía en la vida cotidiana?

Es vital comprender que la filosofía trata la vida cotidiana con especial detalle. No es solo un estudio, sino una forma de entender la existencia de los seres humanos. Así pues, todos tenemos una filosofía que está implícita en nosotros mismos.

No existe una forma en la que se pueda vivir sin disponer de una filosofía que encierre ideas grandes y generales como quién soy, quiénes son los demás, por qué estamos aquí, qué ocurrió en el pasado o cómo será el futuro.

Por lo tanto, la idea de que la filosofía se puede aplicar en la vida cotidiana no es correcta en sí misma, porque la filosofía ya está ahí y siempre estuvo. Sólo hemos de entender y tener claro dónde está y cuándo sucede.

¿Qué es filosofar?

Filosofar no debe ser interpretado como sinónimo de saber, sino como una actitud natural del hombre con respecto a su existencia y al universo. El acto de filosofar consta como un acto que se alimenta de las experiencias con el mundo que nos rodea, tales como la naturaleza o las relaciones sociales, y que tiene por meta obtener respuestas a las preguntas que cada uno se va formulando acerca de dichas vivencias.

¡Apoya el proyecto aquí!

Cartera de Bitcoin

Cartera de Ethereum

Este es el material que recomiendo para grabar vídeos

Cámara

Encuéntrala aquí

Lente

Encuéntrala aquí

Micrófono

Encuéntralo aquí

Ordenador

Encuéntralo aquí

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

completa el formulario y me pondré personalmente en contacto contigo