La ley de la atracción es una farsa

Basta ya de rituales chamánicos y magia galáctica

Si tu intención del lector durante los próximos diez minutos es encontrar nuevas técnicas y rituales chamánicos para que la dicha y el júbilo lleguen a tu vida por arte de magia, he de avertir que has entrado al sitio incorrecto, pues hoy me encargaré de desmentir una de las atrocidades al pensamiento crítico más salvajes de las últimas décadas: la ley de la atracción.

Es espeluznante la facilidad con la que se puede colar una historia a un grupo de personas que comparten la misma realidad inter-subjetiva. Les Brown decía: “La aceptación generalizada de una idea no es ninguna prueba de su validez”. El hecho de que todo el mundo defienda una postura no es argumento alguno de su veracidad.

  • Galileo Galilei fue condenado a arresto domiciliario por decir que la Tierra giraba alrededor del Sol.

  • Martin Luther King fue asesinado en Memphis por luchar por los derechos de los afro-estadounidenses.

Bien, ¿cómo es posible que, a día de hoy, miles de personas crean firmemente en una idea tan esotérica y pseudo-científica? Comencemos por el principio…

Creación de la ley de la atracción.

A mitades del siglo XIX, surgió un nuevo movimiento comprometido con la curación planetaria que adopta diversas enseñanzas de antiguas tradiciones de Oriente y Occidente. La secta creada por Phineas Quimby recibió el nombre de Ciencia Mental en sus inicios; más tarde, adquirió el nombre que la popularizó: Nuevo Pensamiento.

creacion de la ley de la atraccion

La visión fundamental del movimiento considera a la conciencia infinitamente creativa; esto es, el ser humano construye su experiencia a través de la intensificación de sus pensamientos y sentimientos. En otras palabras, el hombre sería capaz de manifestar una realidad concreta simplemente concentrándose en ella con un ímpetu voraz. 

Esta filosofía sostiene que, cuando la mente moldea una idea, ésta se convierte en realidad a medida que se dan las circunstancias adecuadas para su materialización. Por ello, el Nuevo Pensamiento pone gran énfasis en el pensamiento positivo, las afirmaciones y la meditación.

Pensar cosas buenas atrae cosas buenas.

Pensar cosas malas atrae cosas malas.

Su influencia decayó notablemente con el transcurso de los años, hasta que la australiana Rhonda Byrne decidió publicar un libro que reviviría la escuela de pensamiento: «El Secreto».

el secreto

Su éxito fue rotundo. De repente, cientos de personas empezaron a hacer cosas que jamás se les habría pasado por la cabeza debido a la ley de la atracción:

– Afirmar repetidas veces delante del espejo que la riqueza, la abundancia y la prosperidad económica llegarían a sus vidas de forma inevitable.

– Visualizar milimétricamente los rasgos faciales, personalidad y circunstancias del amor platónico con el que siempre habían soñado para atraerlo de forma magnética.

– Rogar al universo para que éste cumpla todos sus deseos más profundos mediante el movimiento de las partículas subatómicas.

Puede parecer una broma de mal gusto, pero no me lo estoy inventando. Todos estos ejemplos y más fueron citados por la propia autora del libro. Sus conferencias aglutinaban enormes masas de gente expectante por ver cómo su vida cambiaría en un abrir y cerrar de ojos… ¡Cualquiera podría decir que todo era perfecto!

Pero si se diera el infortunio de que el sujeto no ha sido capaz de atraer exuberancia y lujos paradisiacos, el consiguiente fracaso se debe a una de las dos siguientes causas: o no ha visualizado con suficiente entusiasmo aquello que anhelaba, o bien ha seguido concentrando su energía en todos los aspectos negativos que le atormentaban.

Algunos interpretan la ley de la atracción de una forma un tanto peculiar, de tal manera que consideran la visualización como parte de un proceso más complejo que requiere tomar acción y tener constancia en la persecución de los objetivos.

Si ingeniar escenarios espléndidos en tu cabeza te ayuda a seguir moviendo el trasero, elaborar conjeturas hedónicas en tu mente te impulsa a pelear por tus sueños y entrever panoramas utópicos en tu imaginación te motiva a caminar por el sendero, no tengo nada que reprochar al respecto. Bravo.

¡Pero, ojo! Has de ser muy cauteloso con tus pensamientos:

a) Porque las expectativas que proyectamos son un arma de doble filo.

b) Porque tener ganas de algo y pugnar por ello sin cesar no garantiza el éxito. Este último punto lo desarrollaré en profundidad empleando recursos estadísticos y psicológicos durante el resto de la crítica.

Mientras tanto, habrá quienes se cuestionen: “Si la ley de la atracción es un fraude multimillonario, ¿por qué hay gente que reclama con firmeza que su vida ha dado un giro de 180 grados desde que empezó a aplicarla?”. Para responder a esta pregunta, recurriremos a dos viejos amigos: la estadística y la probabilidad.

Jordan Ellenberg, profesor de matemáticas en la universidad Wisconsin-Madison, expuso en “How not to be wrong” un peculiar caso para corroborar la verosimilitud de numerosos estudios cuyas conclusiones resultaron erróneas.

La ley de la atracción es una farsa 1

 

Ejemplos que cuestionan la ley de la atracción:

Presta atención al siguiente ejemplo sobre la ley de la atracción:

Un grupo de científicos tenía la misión de comprobar si existe una relación de causalidad entre las grageas y el acné, es decir, se pretendía observar si este particular dulce tiende a provocar brotes acneicos en la población. Para ello, seleccionaron veinte variedades diferentes del caramelo, de tal manera que cada gragea fuese representada por un color y se estudiase por separado.

En esta viñeta de XKCD podemos observar qué fácil es llevar a cabo un experimento para que parezca que ofrece resultados estadísticamente significativos, es decir, para demostrar que dichas golosinas causan acné, cuando en realidad la correlación entre ambas variables es prácticamente inexistente.

La ley de la atracción es una farsa 2

Con un nivel de confianza del 95%…

¿Son las grageas amarillas significativas? No.

¿Son las grageas naranjas significativas? Tampoco.

¿Son las grageas marrones significativas? Negativo.

¿Son las grageas verdes significativas? ¡Afirmativo!

Conclusión: las grageas verdes provocan acné.

Una parte de la audiencia ya se ha percatado del quid de la cuestión. ¿Por qué esta afirmación es un insulto a la inteligencia? El científico ha ignorado completamente que el experimento emplea un intervalo de confianza del 95% como indicador de significatividad, lo cual implica que, por puro azar, el 5% de las veces saldrá una gragea cuya correlación sea positiva conforme la muestra tiene a infinito. Los resultados del test no son nada sorprendentes.

El padre que lea la portada de primera plana sólo puede observar: “se ha comprobado científicamente que las grageas verdes causan acné”. Sin embargo, no se ha parado a pensar que, para que se acepte dicha hipótesis, han tenido que descartar los diecinueve colores restantes y actuar como si no tuvieran relevancia.

Si se hubiera repetido el experimento, lo más probable es que las chucherías verdes no dieran positivo esta vez, sino que la significatividad se detectara en cualquiera de los colores restantes.

Con la ley de la atracción pasa exactamente lo mismo: el equipo de mercadotecnia de Rhonda se encargó personalmente de convencer a sus clientes potenciales de que la metodología era efectiva. Para ello, ¿qué mejor estrategia que destacar los poquitos casos en los que el sujeto haya logrado el éxito?

No obstante, descubrirás a continuación que el motivo de este triunfo no tiene nada que ver magia galáctica, los quarks, los neutrinos y los bosones, que es precisamente por lo que aboga la ley de la atracción.

Daniel Kahneman advirtió de una idea similar en Pensar rápido, pensar despacio, donde expone que los individuos realizan juicios de valor acerca de otras personas desde un marco estrecho en lugar de adoptar un marcho ancho.

La viñeta anterior sólo mostraba una pequeña porción de la verdad, no el pastel completo. Los que dan ciegamente una opinión acerca de una persona que no han tenido la oportunidad de conocer a fondo corren alto riesgo de equivocación.

Fijarse únicamente en una pequeña parte de la realidad conlleva inexorablemente conclusiones no representativas o incompletas, más aún cuando la selección de la muestra no ha seguido un proceso aleatorio.

Rhonda Byrne se glorifica porque miles personas hayan cambiado sus vidas gracias sus teorías cósmicas y divinas, pero lo que nadie parece tener en cuenta son los millones de personas cuya ilusión por vivir mejor se ha consumado para siempre; las pasiones aniquiladas de forma bárbara y sibilina.

Esto supone un verdadero crimen: aprovechan un defecto cognitivo conocido como sesgo del enmarcado para enfatizar una “ley” que no tiene respaldo científico alguno, en lugar de ofrecer una métrica que represente su efectividad: la ratio de éxito.

Ratio de éxito = Número de éxitos / Número de éxitos + Número de fracasos

ratio de exito

Ellos no están mintiendo en el número de éxitos del plan. Sin embargo, están ocultando la información que terminaría por delatarles: el número de fracasos.

Lo gracioso del asunto es que, además de que la proporción de casos exitosos es irrisoria, son éstos los únicos que el público observa, por lo que los resultados arrojan un sesgo abismal… ¡La muestra sido seleccionada a conciencia!

El hecho de que haya sucedido algo bueno en tu vida desde que empezaste a aplicar la ley de la atracción no es indicador alguno de que una cosa haya causado la otra. No debe confundirse correlación con causalidad. Una relación lineal o logarítmica entre dos variables no es motivo suficiente para afirmar que una de ellas tenga un carácter explicativo.

Es bonito y satisfactorio pensar que, si uno desea algo con flamante ardor, el universo conspirará para que se haga realidad tarde o temprano. Y ahí está precisamente la trampa mortífera. Son las historias más buenas, simples, ordenadas y repetitivas las que tienden a pasar por verdaderas. Este fenómeno se conoce como «facilidad cognitiva«.

En la vida hay cosas que salen bien y cosas que salen mal por factores ajenos al deseo y la toma de acción reiterada…

Hay estudiantes con la ambición y facultades físicas de sobra para entrar en la NBA que no cuentan con suficientes contactos, apoyo y visibilización.

Hay músicos con una voz escandalosa y unas facciones sublimes que quedaron en el olvido por un golpe de mala suerte o un contrato basura con un sello discográfico.

Hay padres con bocas que alimentar que no pueden permitirse fallos ilimitados en la creación de una compañía, demostrando así que han aprendido y mejorado.

No pretendo que mi discurso sea desmoralizador y pesimista: todo lo contrario. Quizás se consiga lo que uno desea y quizás no, y eso está muy bien. El cerebro está programado para ajustar el camino a la coyuntura personal en cada ciclo de nuestra vida. Desearás otra cosa distinta con más ganas y la conseguirás.  

Lo imperdonable es no darse el lujo de perseguir activamente lo que uno quiere y refugiarse en el misticismo barato y rogar al firmamento que te dé un Ferrari. El universo no te debe nada; muévete.

La ley de la atracción expuesta por Rhonda Byrne se podría catalogar como metafísica pseudocientífica que ha arruinado las esperanzas de incontables personas que creyeron que una vida de ensueño sería posible sin mover un solo músculo y, peor aún, de gente que estaba batallando favorablemente.

 

Si te ha parecido útil o si piensas que alguien debería conocer este artículo, asegúrate de compartirlo en tus redes sociales favoritas haciendo click en cualquier red listada debajo.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Hablamos?

Psicología

Disponer de nociones básicas de psicología es esencial para entender a los demás seres humanos y sus motivaciones.

Filosofía

El ser humano está dotado de necesidades, por lo que la economía juega un papel relevante en su supervivencia.

Desarrollo Personal

Aprende de primera mano las lecciones más valiosas de los pensadores más reconocidos a lo largo de la historia.

¡Apoya el proyecto aquí!

Cartera de Bitcoin

1J8tdVXCNGRmhX1AXE43ELrocN3f41kd47

Cartera de Ethereum

1LuaK9b8hRf9w4a8dwgYxhStvH9rWX6g2v

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

completa el formulario y me pondré personalmente en contacto contigo